Sobre mi

La terapia manual usada por la osteopatía y la fisioterpia te ayudan a superar tu problema, porque aprovechan la capacidad que tiene el movimiento para reducir el dolor.

Por eso un tratamiento basado en estiramientos musculares, movilizaciones articulares, masaje y aparatos de rehabilitación pueden evitar o disminuir el uso de fármacos y otros tratamientos invasivos.

Y es que la terapia manual se basa en la investigación científica y te ofrece  técnicas comprobadas por expertos,  que a diario ven cambios positivos en los pacientes y en su calidad de vida.

De esta forma descubres el porqué de tu problema y accedes a  un tratamiento diseñado a medida que elimina o alivia tu dolor en el menor tiempo posible.

Mi compromiso es ayudarte a superar o aliviar tu dolor

 lo importante es vivir pleno y feliz y  la salud es el ingrediente estrella de tu fórmula para conseguirlo

Soy Daniel Torres.

Fisioterapeuta, osteópata y especialista en tratamiento del dolor.

Con mis tratamientos he ayudado a centenares de pacientes cansados de su dolor a encontrar una respuesta a su problema. Han conseguido con mi forma de diagnosticar y de tratar una solución sana para mejorar sus lesiones o dolores y conseguir la salud que les hace sentir plenos.

Examinar a fondo tu caso, atar los cabos sueltos y sacarlo todo a la luz, son de los momentos que más disfruto en mi trabajo.

Porque ofrecerte la respuesta que estás buscando y ayudarte a que superes cuanto antes tu lesión, son metas que a diario me motivan en mi profesión.

Además, comparto mi experiencia en el tratamiento del dolor, enseñando terapia manual a fisioterapeutas de diferentes ciudades de España. También  a mis alumnos del Máster de Terapia Manual de la Universidad de Castilla la Mancha en Toledo, donde soy profesor de posgrado desde hace 8 años.

Te interesará saber que…

  • Estudié Osteopatía en el British College of Osteopathic Medicine. Me gradué con vistas al Támesis, con un frío que pelaba y arropado por el calor de mi familia.
  • Soy bastante metódico pero para nada rígido. Y eso lo verás en mi forma de trabajar. Tu diagnóstico es algo primordial y me gusta ir paso a paso. Por eso pregunto, observo, mido, descarto. No quiero dejarme nada en el tintero para poder darte la respuesta que buscas. 
  • En la Universidad de Castilla La Mancha terminé fisioterapia. Un sol abrasador se paseaba por la Ciudad Imperial ese día.
  • Dicen de mi que soy honesto, comprometido y que se nota que me encanta lo que hago. Que me tomo mi tiempo y les escucho. Y es que mis pacientes me sienten cercano y se encuentran  tranquilos con los tratamientos suaves y seguros. También dicen sentirse fantásticos cuando vuelven a casa.

Y esto es lo que cuentan mis pacientes

"He acudido a la consulta de Daniel  en diversas ocasiones, con problemas diferentes, contracturas, tendinitis, dolores de cabeza por sinusitis,  dolores de rodilla. A veces el dolor no era muy fuerte, pero en otras sí, no aliviándose mucho con los fármacos. Los tratamientos recibidos siempre me han aliviado mucho. Si eran dolores suaves han desaparecido practicamente en una sola sesión, en los más fuertes he asistido a alguna más, también consiguiendo grandes mejoras.     Daniel tiene mucha sensibilidad y delicadeza a la hora de tratarte. Sus diagnósticos son muy acertados y utiliza técnicas diferentes que siempre resultan muy efectivas. Daniel me ayuda mucho cuando me encuentro con estos problemas de salud, que te complican el poder hacer una vida normal, porque en muchos casos las medicaciones no son soluciones suficientes y además tienen efectos secundarios, no deseables. Yo aconsejo acudir a él, sin dudarlo, si te encuentras con algún tipo de lesión o dolor."
Amparo Rodríguez
Profesora enseñanza primaria

Conseguir un tratamiento que dé en la diana es más fácil
cuando te escuchan y comprenden lo que dices

 Y es que diseñar un plan que dé en el clavo depende de una buena dosis de observación,
de conocimientos, de sentido común e incluso de intución

Así he llegado hasta aquí…

Siempre he sido un explorador y me encanta investigar y descubrir.

Por eso de pequeño disfrutaba cogiendo y observando animales. Los dibujaba, ponía sus nombres científicos y a que familia pertenecían.

Tomaba nota de todo en mi pequeño cuaderno de campo y así daba rienda suelta a toda mi curiosidad.

Me alucinaba ver salir a los pollos de los pequeños huevos de los pájaros que criaba. Ver el resultado de mis cuidados y mi trabajo era muy gratificante.

La biología me gustaba pero cuando mis piernas cansadas de ciclista federado notaron la sensación liberadora de un masaje, lo tuve claro.

La osteopatía vendría poco después como una de esas oportunidades que sientes que no puedes dejar pasar y así lo hice.

Pero trabajar de noche y estudiar de día la carrera o combinar mi faceta de padre primerizo con la de alumno mayor de fisioterapia no fue del todo fácil.

Por fortuna siempre hay alguien dispuesto a echarte un capote y hacerte la vida más fácil en los momentos más complicados.

Por eso hoy me siento agradecido y satisfecho de poder ayudar a muchas personas a superar o aliviar su dolor o lesión.

El esfuerzo ha tenido su recompensa porque puedo disfrutar y vivir de mi trabajo.

Mi curiosidad sigue intacta y la comparto con mis dos “cachorretes”. Nos encanta observar animales o descubrir estrellas en las noches de verano.

Seguro que tenemos algunas cosas en común

  • Madrileño, con corazón manchego y un puntito tropical.
  • Una amable taza de café recién molido, con una bonita conversación y deliciosa música de fondo es algo a lo que no me puedo resistir.
  • Antes de ser osteópata y fisioterapeuta he sido nutricionista. Y antes de ser nutricionista competía en ciclismo. El deporte me da la vida. Y es que para mi, la felicidad llega con pequeñas dosis de movimiento.
  • Soy Tauro y me encanta el verano. Me siento nostálgico cuando los días se acortan y vuelvo a buscar ropa de entretiempo en el armario.
  • Soy de la última generación de la mili y tal vez de los últimos que llevaron el pelo largo.
  • La montaña es mi rincón preferido. Me conecta su olor a verde y perderme en ella por horas con mi familia.
  • Mi hogar tiene doble nacionalidad. Y es que podemos desayunar arepa con jamón serrano y queso manchego tan ricamente.
  • Bailo salsa. No tuve más remedio que aprender para que me hiciera caso la que hoy es mi esposa. Hoy después de casi 20 años juntos, seguimos bailando y viendo crecer juntos a nuestros hijos.

¿Te gustan los espacios cálidos y acogedores?

Si tu respuesta es si, debes saber que mi consulta es un lugar tranquilo y confortable.

He querido que sea un espacio cómodo donde te encuentres como en casa y te sientas a gusto y cuidado. 

La música acompaña siempre mi día a día. Y es que pocas cosas inspiran tanto como una bonita canción.

Por eso una envolvente selección de canciones siempre acompañará tu tratamiento y mi jornada.