Fisioterapia y osteopatía en el embarazo

EL EMBARAZO ES UNA ETAPA PARA SER VIVIDA CON TODA LA TRANQUILIDAD DEL MUNDO

Y es que la osteopatía y la fisioterapia pueden acompañarte durante todo tu proceso para que vivas un momento maravilloso, sereno y sin molestias.   

Estás embarazada. Enhorabuena

Ahora experimentas un montón de cambios en tu cuerpo. Poco a poco tu vientre crece para albergar durante 9 meses a esa criaturita que día a día va creciendo y que no paras de imaginar. ¡Es tan emocionante!

¿Cómo puede ayudarte la fisioterapia y la osteopatía en tu embarazo?

Tanto si estás iniciando tu embarazo como si ya estás en una etapa avanzada, la fisioterapia y especialmente la osteopatía te ayudan a adaptarte sin problema a los cambios en cada etapa de tu embarazo.

Estarás tranquila y segura porque las técnicas que recibes son tan suaves y específicas, que no implican ningún riesgo para ti o para tu bebé.

Y es que si sigues un tratamiento osteopático durante tu embarazo, podrás vivir y disfrutar plenamente de todo el proceso evitando molestias y dolores que agotan y consumen mucha energía.

Éstas, son las situaciones que pueden aparecer durante el embarazo y que encuentran una acertada respuesta con nuestros tratamientos combinados de fisioterapia y osteopatía:

  • Dolores/molestias de espalda.
  • Ciática en embarazo. Dolor que baja por toda la pierna.
  • Dolores/molestias musculares.
  • Molestias al respirar. Dolor o pinchazo cuando intentas coger aire y te impide respirar bien.
  • Reflujo – ardor de estómago.
  • Náuseas.
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón de piernas.
  • Varices vulvares en embarazo.

Como osteópata y fisioterapeuta, he tratado a muchas mujeres embarazadas en Madrid y es muy satisfactorio ver que todo su proceso  ha sido pleno y feliz. Es una etapa que merece ser vivida con toda la tranquilidad y seguridad del mundo.

Aún recuerdo los tratamientos que hice a mi esposa y sus lágrimas de  felicidad cuando por fin tuvo a nuestro primer hijo en sus brazos.  Creo que no hay nada en este mundo comparable con lo que pude sentir ese soleado día de enero.

Te deseo un embarazo lleno de felicidad, salud y tranquilidad,.

Ayudarte a superar el dolor es todo un reto
y mi compromiso es acompañarte durante todo el proceso.

Tengo la fortuna de haber ayudado a cientos de pacientes comprometidos con su salud, que han dejado atrás o mejorado su dolor y han continuado su camino hacia una vida plena.

Si ves que puedo hacer algo por ti, es el momento de ponerse manos a la obra.