Cómo aplicar el modelo de Mitchell en el diagnóstico de la disfunción sacroiliaca. Guía.

 

 

Imagina que despiertas una mañana y todo el mundo parece estar de acuerdo con lo que dices.

Todos parecen haberse aliado para no llevarte la contraria y asentir a todo lo que haces.

Y es que tu madre de repente, muere por ese vaquero roto de 100€ que decía, podrías habértelos ahorrado buscando en un contenedor. Tú amigo que detesta el café (que a ti te da la vida), va y se pide uno y lo saborea mientras echa un vistazo a sus apuntes.  Y cuando te preguntas que más puede pasar, aparece tu chico que odia correr, en pantalones cortos, banda en la cabeza y pulsómetro, como loco por salir a lacerar el asfalto con sus zapatillas.

¿Una locura, verdad?

Por fortuna, en la vida real, cada uno es de su padre y de su madre por lo que diversas ideas y opiniones pueden originar debates interesantes y jugosos que ayudan avanzar en lo profesional y en lo personal.

Algo así pasa con la articulación sacroiliaca.

¿Cuántas teorías conoces sobre la exploración y valoración de esta articulación?  Seguro que un montón.

Y es que cada una responde a las necesidades, tendencias o gustos de cada fisioterapeuta.

Por eso si te gusta el enfoque de Mitchell pero se te atraganta un poco, hoy me gustaría ayudarte a entenderlo mejor con esta síntesis que he preparado en un vídeo.

Parte de mi exploración se basa en ella porque su enfoque biomecánico me permite ver de forma objetiva cambios en la postura, la posición y movimiento del paciente, y además me ayuda a elegir la técnica de movilización o de energía muscular de forma más precisa. Y es que  se centra en la exploración de diversas referencias óseas de la pelvis y su comportamiento pre y post tratamiento.

 

La saga de los Mitchell.

Fred Mitchell ha trabajado y mejorado los estudios de su padre Fred L. Mitchell. Estos estudios se basaban en el concepto simple de que los músculos antagonistas  interferían entre sí. – Su artículo de 1958 basado en la segunda ley de   Sherrington, en donde describe los mecanismos de las articulaciones pélvicas, ha permitido análisis clínicos posteriores mucho más precisos y tratamientos más efectivos

Y es que Mitchell Jr. desarrolla este concepto y da un contenido más científico a la anatomía y fisiología neuromuscular.  Así consigue sistematizar el material y profundizar en el desarrollo de la técnica de la energía muscular.

Junto con su hijo Kai Mitchell desarrolla The Energy Manual Therapy en donde mejora el modelo de su padre basándose en investigaciones con un enfoque más moderno.

¿Cuándo explorar la disfunción de la articulación sacroiliaca?

 La  Sacroiliaca es una articulación muy importante porque es el punto de unión de la columna vertebral con las extremidades inferiores.

Debe permanecer muy estable. Y es que es una estación entre dos zonas próximas muy móviles, como son la cadera y las lumbares.

Además, es el límite óseo de las vísceras pélvicas y les brinda estabilidad y protección. También es la inserción de musculatura muy potente, estabilizadora y movilizadora, como la musculatura glútea o la masa común de los paravertebrales.

Normalmente se explora cuando hay dolor lumbo-pélvico o alteraciones en las extremidades inferiores.  Pero para diagnosticar la disfunción, debes hacer primero un diagnóstico por exclusión.  Es decir, primero debes descartar una serie de patologías y una vez hecho esto, puedes usar esta exploración.

 

¿Que deberías descartar antes de explorar la disfunción sacroiliaca?

 

 

  • Que el dolor de las lumbares o de la pelvis sea de origen visceral o sistémico
  • Que el dolor provenga de otra estructura musculoesquelética. Las más probables son la región dorsolumbar, las   lumbares, cadera y coxis. (Ten en cuenta también el punto gatillo del músculo sóleo… está ahí  cuando menos te lo esperas)?️‍♂️
  • Que no sea una patología de la propia articulación. Como por ejemplo una inestabilidad sacroiliaca, una sacroileítis, etc.

 

 

En fin,  es una herramienta de la terapia manual que puede ayudarte a depurar tu diagnóstico y una opción más de la echar mano en un momento dado.

¿Recuerdas las muñecas rusas Matrioskas?

Mi hijo menor siente una fascinación por la que tiene su abuela. Le encanta abrir la grande, encontrar una más pequeña y seguir curioseando hasta llegar a la diminuta que ya no tiene nada dentro.

Y es que debes ser curioso, riguroso, metódico, ve de lo general a lo particular, y cuando lo necesites usa esta exploración que te ayudará a descifrar mejor el problema de tu paciente y a ofrecerle una buena opción de tratamiento.

Disfruta del vídeo que he preparado, en donde perderás el miedo a diagnosticar la disfunción  sacroiliaca y podrás elegir el tratamiento manipulativo adecuado.

Y cuéntame, ¿que es lo que te gustaría mejorar en tu diagnóstico de sacroiliaca?  Tal vez así puedas darme ideas para nuevas entradas del blog ?.

Un abrazo.

 

 

 

 

Deja un comentario