Medidas sanitarias en el desescalamiento COVID 19. 2020

Parece que vas viendo la luz. Han sido días muy difíciles para todos y el Covid 19 nos ha pillado con una mano delante y otra detrás.

Y es que este año 2020 lo recordarás como el año en que de repente, por algo que no ves, y no sabes donde está, todo cambió y es muy probable que lo que considerabas normal, jamás vuelva a ser como antes.

Dicen que soy  bastante meticuloso y quizá por eso siempre he tenido material sanitario de protección y desinfección en consulta. Así que en el momento en el que se decretó el confinamiento y cuando todo escaseaba o se ponía por las nubes, pude seguir atendiendo las urgencias de fisioterapia que iban surgiendo en Madrid.

Y es que personas con dolores agudos que veían imposible su día a día imposible, o con mareos que les impedían mantener el equilibrio, han sido algunos de los casos que he tratado.

Mis pacientes encontraron un alivio inmediato y así evitaron recargar aún más los hospitales o centros de salud.

Ahora, en el momento de la desescalada, Madrid se despierta poco a poco de su larga pesadilla. Vuelvo a reencontrarme con mis pacientes y otros nuevos me han encontrado.  Así que ya todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar tanto tu seguridad como la mía están más que implantadas

Pasos a seguir.

Estas son las medidas sanitarias contra el COVID 19 en esta fase de desescalamiento.

  • Ven con mascarilla. Si por el motivo que fuese no tuvieras, te ofreceremos una.
  • Al entrar lava tus manos con gel hidroalcohólico.
  • Deposita tú ropa y pertenencias en el lugar indicado, sobre papel desechable.
  • Antes de que entres en la sala, esta habrá sido ventilada.
  • La camilla y utensilios utilizados habrán sido desinfectados con una solución antibacteriana y antivírica de amplio espectro.
  • Pide tu cita previa, trataremos de que no coincidas con nadie en la sala de espera.
  • Evita acudir a consulta si tienes o has tenido síntomas relacionados con el COVID 19 o has estado en contacto directo con alguien que haya padecido la enfermedad.

De esta forma iremos volviendo poco a poco a nuestra rutina, esa de la que muchas veces nos habíamos quejado pero que ahora echamos tanto de menos.Nos llevará un tiempo, claro que si, pero como dirían nuestros abuelos, “más se perdió en la guerra”.

Y aunque a muchos de ellos los hemos perdido; su fuerza, legado y tenacidad los seguiremos llevamos en nuestro ADN.

Así que otra vez saldremos adelante, una vez más lo superaremos y ahora más que nunca estaremos unidos. Aquí estoy para lo que necesites.

ÁNIMO